Blogia
Obras de Diego Catalán

23.- 15. SINGULARIDAD DE LOS MSS. L Y *L' EN EL REINADO DE EURICO

15.  SINGULARIDAD DE LOS MSS. L Y *L’ EN EL REINADO DE EURICO. II LA HISTORIA ANTIGUA DE ESPAÑA EN EL CÓDICE REGIO ALFONSÍ Y EN LA TRADICIÓN MANUSCRITA.

      Hasta la muerte de Teodorico (cap. 423 de PCG) la pertenencia del ms. L y de su hermano el ms. *L’ (que sólo conocemos a través de la de la Estoria del fecho de los godos) a la Versión vulgar es indiscutible. Ofrecen todas y cada una de las características del grupo. Y, dentro de él forman familia con el ms. Y, según hemos tenido oca­sión de ver315. Pero en el reinado de Eurico estos dos manuscritos hermanos se destacan frente a los demás por presentar algunas variantes de extraordinario interés, variantes que no comparte siquiera el ms. Y, con el que anteriormente se hermanaban.

      La divergencia de L y *L’ respecto a los otros representantes de la Versión vulgar se inicia en el año 5º de Eurico, PCG, cap. 426 (justamente el capítulo en que deja de exis­tir el ms. B(a) de la Versión vulgar) o quizá ya en medio del cap. 425, en el 2º año de Eurico; pero la singularidad de L y *L’ se debe, curiosamente, a un cambio de criterio en los restantes textos, no en L, *L’. Los mss. Y, T, Qq, St y sus parientes  (recuérdese que el ms. Q ya no existe) abandonan las fórmulas cronológicas que hasta aquí venían utilizando316, y dicen exactamente como la Versión regia:

    "Desdel segundo año fastal quinto non fallamos escripta ninguna cosa granada que contar sea, sinon tanto que...",

    "En el quinto año, que fue en la era de quinientos e XII años, quando andaua en vno el imperio de Zeno, et el de Theodorico rey de los astrogodos en dos, auino assi que..."317;

en cambio los mss. L y *L’ reproducen una vez más las fórmulas usadas por la Versión vulgar.

    "Del segundo año fasta el quinto non fallamos ninguna cosa que a la estoria pertenesca, sinon tanto que...",

    "Andados çinco años del rreynado del rrey Eurigo, que fue en la era de dxii, quando andaua el año de la encarnaçion del Señor en CCCCosLXXIIII, et el de Zeno enperador de Rroma en vno, e el de Theoderigo rrey de los estro-godos en II, avino ansi que..."

[y la Crónica de 1404 se asemeja a estos manuscritos al comenzar el capítulo diciendo:

    "Andados Vº años del rregnado del rrey Eurico, que fue en la era de quinien­tos e X años, quando andaua el año de la Encarnaçion en CCCCLXXII...",

aunque la fórmula previa no se atenga al modelo:

    "Desdel terçero año fasta el quinto del rregnado del rrey Eurico non fallamos ninguna cosa acontesçiese en España que su estas cosas que auemos dichas pasaron, se non tanto que..."].

Poco después (en ese mismo capítulo de PCG), los mss. L y *L’ al referirse al tiempo en que el rey os­trogodo Theoderigo vivió como rehén junto al emperador Leo (PCG, p. 242a20), introducen la analepsis:

    "ansi commo la estoria lo ha contado ante desto",

[que también figura en la Crónica de 1404318] y precisan (PCG, p. 242a30), de acuerdo con la cro­nología establecida posteriormente por la propia Estoria de España319, que Theodorigo, después de ser llamado por el emperador Zeno permaneció

    "con el de morada bien cerca de XIII años",

y no, meramente, "mucho tiempo... muyt uiçioso a grand marauilla", que dicen los demás manus­critos [y la Crónica de 1404] siguiendo a la fuente: "cumque ibidem aliquanto tempore imperialibus deliciis teneretur...320". Inmediatamente después de esta noticia, los mss. L y *L’ cierran el capítulo, advirtiendo:

    "Mas agora dexa la estoria de contar del por contar de Genserico rrey de los vándalos".

El nuevo capítulo, que comienza también con la fórmula:

    "Andados ocho años del rreynado del rrey Eurigo que fue en la era de dxvi años, cuenta la estoria que adoleçio...",

ofrece una distribución de la materia diferente a la de la segunda parte del cap. 426 de PCG, pues agrupa inicialmente todo lo referente a los vándalos (esto es PCG, pp. 242a36-b6 y 243a6-28), antes de anunciar:

    "Mas agora dexa la estoria de contar desto por contar de los rreys de los Longobardos",

anuncio que sirve para introducir la historia de los ocho primeros reyes longobardos (contenido en PCG, pp. 242b6-243a5).

      El traslado de los hechos de los longobardos al final del capítulo no supone, como podría creer­se, una alteración en la cronología, pues seguidamente se aclara:

    "Del X año fasta el XVIIº del rreynado del rrey Eurigo non fallamos ninguna cosa que de contar sea que a la estoria pertenesca",

dejando bien claro que la historia no había pasado aún del año décimo de Eurico321.

      Mayor interés tienen las variantes que ofrecen los mss. L y *L’ en el el año 18º de Eurico (capítulo 427 de PCG). Donde los mss. Y, T, contaban, conformes en todo con los de la Versión regia:

    "...et mouieron (m. luego T) sus huestes por yr contra Italia. E dieron (dio Y) les salto en la carrera Traxilla (-ila Y) el rrey de los trepidas (rapidos Y) e Bussa (Busso T) el rrey de los bulgaros (borgeris Y) con muchas de sus gen­tes et de otra gente tanta que non podrie ser contada. E dessi saliosse de tie­rra de Misia (Miria T)..."322,

los mss. L y *L’ ofrecen la redacción:

    "...et mouieron sus huestes para yr contra aquella tierra. Et dize la estoria que les dieron salto en la carrera en tierra de Misia Traxilla el rrey de los gapidos e Busa el rey de los bulgaros con muchas de sus gentes. Mas vençiolos a todos el rrey Theodorigo et mato a amos los rreyes de la otra parte e tan­ta gente que non podia ser contada. Et desi salióse de tierra de Misia...",

texto que refleja mejor el de las fuentes aquí utilizadas por la compilación alfonsí, la Ostrogothorum Historia (cap. I, p. 225a) y Sigebertus (Chron., a. 487):, [y que debió de ser el que originalmente tenía la Estoria de España, pues la Versión crítica, que conocemos aquí sólo a través de la Crónica de 1404 (según más arriba vimos323) lo here­dó también].

    Al final de este capítulo, dentro por tanto del año 18º del reinado de Eurico, los mss. L y *L’ anticipan la primera mitad del c. 429 de PCG (desde la p. 244a29 hasta b15), y en esta sección anticipada añaden que Theodorigo dejó en Ticinia, además de a su ma­dre y hermana (o hermanas),

     "vna fija mançebilla que auia muy fermosa que dizian la infanta Amalasuent, que fue después casada con el rrey Eurigo de los godos" (PCG, p. 244b21variante)324,

sin olvidar por ello que también dejó allá "las otras conpañas menudas de su casa". En este caso el dato, desconocido de los restantes manuscritos, es extraño a la fuente latina:

    "Ibique dimissis matre et sororibus, supellectili familiari..."325

y contradictorio con lo afirmado por el arzobispo don Rodrigo en la Historia Gothica (Lib. II, cap. 11), donde se consigna que Amalasuente, la hija del rey Theodorico de los ostrogodos, fue la esposa de Alarico, no de Eurico.

      Sin embargo, la adición típica de ios mss. L y *L’ anticipa una importante variante que más adelante, en la sección posterior a la muerte de Eurico, será propia no sólo de los mss. L, *L’ sino también del ms. T. Al hablar de la sucesión de Alarico, donde el ms. E1(orig) dice:

    "Este rey Alarigo, de qui auemos dicho, fuera casado con la reyna Amalassuent, fija del rey Theoderigo de Italia, del que dixiemos ya otrossi, et dexo a su muerte un fijo pequenno que auie nombre Amalarigo, que ouiera en aquella reyna Amalassuent, que non auie aun de edad mas de cinco annos. Et el rey Eurigo, de quien a ya contado la estoria ante desto, ouiera dos fijos: ell uno lindo, et este fue ell rey Alarigo del que agora dixiemos, et otro de ganancia a que dixieron Gisalaygo"(PCG, p. 247b41-51)326,

siguiendo fielmente al Toledano327:

    "Gisaleicus superioris Regis filius ex concubina, quia Amalaríais filius Alarici ex Amalasvente Regina, filia Theodorici Regis Ostrogothorum, qui in Italia tunc regnabat, erat parvulus vix quinquennis...",

el ms. T, de acuerdo con L, *L’, presentará la siguiente versión:

    "Este rrey Alarigo, de qui auemos dicho, fuera fijo de la rreyna Amalasuent, fija del rrey Theoderigo de Italia, de que dixiemos ya otrossi, e dexo a ssu muerte vn hermano pequeño que auie nonbre Amalarigo que non auie aun de edat mas de çinco años. Et el rrey Eurigo, de quien a ya contado la estoria ante desto, ouiera tres fijos en la rreyna Amalassuent: el uno fue Alarigo, del que agora dixiemos, e el otro Amalarigo, e una fija. E sin estos ouo otro de ganançia a que dixieron Gissalaygo"328.

El prototipo de los mss. L  y *L’ parece, por tanto, haber introducido la alusión a la infanta Amalasuent, en PCG, c. 429, en anticipo de esta notable modificación del árbol genealógico de los reyes godos.

      El año 18º de Eurico y el capítulo se rematan, después de la frase (PCG, p. 244b23-24):

    "E fueron luego para Rreuena, do se alçara Adoaçer, e çercolo y",

remitiendo la noticia de lo ocurrido después del cerco para más adelante en la historia:

     "E touol y çercado bien çerca de quatro años, segund las estorias lo cuentan adelante. Mas agora dexa la estoria de fablar del rrey Theodorigo rrey de los estrogodos e torna a contar del rrey Eurigo de los godos".

La remisión es correcta y la omisión de PCG, p. 244b24-43 justificada, pues, como ya hemos dicho329, los mss. L y *L’ al igual que los otros textos que continúan con el reinado de Alarico, incluyen, en el cuarto año de este rey (PCG, pp. 245b54-246a16), los sucesos aquí omitidos.

      El capítulo siguiente, año 19º de Eurico, comienza como el capítulo 428 de PCG; pero la narración procedente de la Historia Gothica del arzobispo don Rodrigo es aban­donada muy pronto (PCG, p. 244a9), y en vez del milagro cromático sufrido por las lanzas y dardos de los godos (procedente de Rod. Tol., De rebus Hispaniae II.10, p. 35), se nos cuenta:

    "...Et estando la caualleria juntada, començoles de castigar e enseñar como auian de fazer de sus armas; et señaladamente en todos logares que lid ouiesen, que fuesen firmes e estables en aquello que començasen. Et alli ante to­dos dixo que los sus dias eran ya llegados a la fin e que sopiesen por cierto que no auia de beuir mas de nueue dias, e otrosi que les rogaua que quisiesen por su rey e por su principe Alarigo su fijo; e ellos prometierongelo. E dichas estas rrazones, adoleçio el rrey Eurigo de la dolençia donde ovo de morir",

preparando así la noticia de la muerte del rey ("e fino en la çibdad de Arles"), que figuraba al final del capítulo (PCG, p. 244a20-21). La omisión del milagro (PCG, p. 244a10-16) conlleva la de la referencia al código de Eurico, que seguía a continuación, tanto en la Versión regia [y en la Versión crítica] de la Estoria de España (PCG, p. 244a0), como en la fuente, la Historia Gothica del Toledano.

      El hecho de que todas las variantes que apartan a los mss. L y *L’ de los restantes manuscritos de la Versión vulgar (incluido *Man) se concentren precisamente en los capítulos del reinado de Eurico (PCG, caps. 426-429) que ocupan el final de lo que parece ser una sección o "libro" de la Estoria de España no puede ser casual. Por otra parte, el carácter de estas variantes da que pensar: las diferencias en la estructura cronológica y las adiciones (especialmente la alusión a la infanta Amalasuent) parecen res­ponder a la misma labor refundidora que en capítulos anteriores (y posteriores) carac­teriza a la Versión vulgar, a su vez, la omisión del relato sobre la guerra de Theoderigo con los hérulos a partir del cerco de Ravenna (en atención al dato de que el cerco duró "cerca de quatro años") viene a evitar la duplicación de un pasaje que luego reaparece en los manuscritos que continúan; finalmente, otra variante evita una pequeña laguna informativa común a todos los otros textos que venían siendo hermanos de los mss. L y *L’ y a la Versión regia, [laguna que tampoco se da en la Versión crítica, según nos testimonia la Crónica de 1404]. Si a estas observaciones unimos la de que precisa­mente en el punto en que empiezan a diferir  L, y *L’ de los restantes manuscritos de la Versión vulgar son estos textos, y no L y *L’ quienes modifican las fórmulas cronoló­gicas, que hasta ese punto venían utilizando, para dar entrada a las propias de la Ver­sión regia, la divergencia de L y *L’ se convierte en un hecho aún más sorprendente. Todo parece apuntar a que en estos capítulos finales los mss. L y *L’ son los únicos que nos conservan el texto original de la Versión vulgar y a que los restantes han acudido a la Versión regia para completar un prototipo falto de sus folios finales330.

Diego Catalán, De la silva textual al taller historiográfico alfonsí (1997)

NOTAS

315  Véase atrás § 5 y nn. 130 y 131.

316  En el capítulo anterior del mismo reinado decían: "Andados dos años del rreynado del rrey Eurigo, que fue en la era de quinientos e X. años, auino assi que...".

Cito por el ms. T. La Versión regia presenta­ba la fórmula: "En el segundo anno del su regno, que fue en la era de quinientos et nueue annos, auino as­si que...". El mismo contraste en el año 13º de Theodorico y en otros anteriores.

317 Cito nuevamente por el ms. T. Los mss. St, Qq, etc. acuerdan con él. También el ms. Y coincide, aun­que tiene una laguna: "En el quinto anyo, que fue en la era de quinientos e (   ) dos anyos, avino asi quel...".

318 ["Ansi como de suso dixemos"].

319  Trece años más tarde se contaba en la Estoria de España: "...auino assi que Theodorico ...uiuiendo en Costantinopla muy uicioso et much onrrado con el emperador Zeno, començaron los ostrogodos ...".

320  Ostrogothorum Historia, I, p. 225a.

321  La frase había sido posibilitada por la previa supresión, en el relato sobre las persecuciones que ha­ce a la iglesia el rey vándalo "Vnerigo", de las referencias a los años de reinado de Eurico posteriores al décimo. Así, donde los restantes manuscritos aludían al año "catorzeno" y al año "dizessesseno" de Euri­co, los mss. L y *L’ incluyen referencias al "VIIº año" y a "quando ovo rreynado ocho años" el propio rey vándalo "Vnerigo".

322  Cito por el ms. St. En el ms. T se dice, por error, " e Traxilla el rrey de los trepidas e Bussa el rrey de los trepidas". El ms. Y no contiene este error.

323  [Véase atrás, § 12].

324   Para *L’,  véase D. Catalán, "El Toledano romanzado", p. 57 [y, ahora Catalán, La Estoria de Es­paña, cap. V, 3, p. 127].

325  Ostrogothorum Historia, II, p. 225b.

326  El ms. Y (debido a su nueva filiación, de que más adelante hablaremos) coincide con E1 (orig).

327   Rod. Tol., De rebus Hispaniae, Lib. II, cap. 11 (p. 35).

328   Cito por el ms. T. El ms. L omite "pequeño"; pero conserva el final más próximo a la Versión re­gia: "et avn sin estos otros dos de ganancia, el vno a qui dixeron Geselaygo". Seguidamente, el ms. T dice: "Et quando los godos uieron commo fincaua tan pequeño aquel niño fijo del rrey Eurigo e de la rreyna Amalasuent...", y lo mismo el ms. L ("...aquel niño Amalarigo fijo del rrey Eurigo..."). Sin embargo, *L’  quizá conservaba aquí sin retocar la filiación de Amalarigo, pues el ms. I de la Efg dice: "...aquel Ama­larigo hijo del rrey Alarigo y de la rreyna Amalassuent" y lo mismo D-ed., c. 65: "(...) aquel rrey Malarigo fijo del rrey Alarigo e de la rreyna".

329 Véase atrás, § 7, final.

330  [Podría ponerse en conexión con esta hipótesis el hecho de que la mano más antigua del ms. B aban­done su tarea en el cap. 425 de PCG y que el texto transcrito por la mano "segunda" de B, desde el cap. 426 en adelante, sea copia de un descendiente del ms. C (copia, a su vez del manuscrito del scriptorium alfonsí) que nada tiene en común con el que sirvió de original a B(a), puesto que en ese cap. 426 se ma­nifiesta claramente la divergencia entre los mss. L y *L’ respecto a los restantes manuscritos de la Versión vulgar. Pero, según ya hemos apuntado, los manuscritos de la Versión vulgar abandonan ya en el cap. 425 la fórmula que venían utilizando para los años vacíos de hechos pertenecientes a la historia de España, fór­mula que L y *L’ conservan; además se agrupan con E1(orig) en la variante (PCG, p. 241b42) "començo mucho a auiuar ( alabar Y) al rey Eurico", frente a "començo de enbiar a esforçar al rrey Eurigo" L. Tam­bién es de notar el cambio ortográfico que se da en el ms. T respecto a los nombres germánicos en -ico: hasta la cronología del cap. 425 incluida, utiliza las formas -igo; pero desde PCG, p. 241b43 hasta el fin del reinado de Eurico, coincide con el ms. E1(orig) en la utilización de las formas en -ico (Eurico, Theu­derico, Vgnerico; sólo en una ocasión se le escapa un Theuderigo entre múltiples Theuderico). Desde el reinado de Alarigo vuelven las formas en -igo, como ocurre, según ya hemos indicado (cfr. § 10), en el manuscrito del scriptorium alfonsí. En el ms. St, seguido por B(a), se abandona la fórmula propia de la Versión vulgar en el cap. 425 (PCG, pp. 241b52-242a1), aunque se dice (en PCG, p. 241b42) "començo mucho a rrogar al rrey Eurigo", y el cambio a las formas en -ico sólo se da en St desde el cap. 426 al 429].

CAPÍTULOS ANTERIORES:

DE LA SILVA TEXTUAL AL TALLER HISTORIOGRÁFICO ALFONSÍ. CÓDICES, CRÓNICAS, VERSIONES Y CUADERNOS DE TRABAJO.

1.- DE LA SILVA TEXTUAL AL TALLER HISTORIOGRÁFICO ALFONSÍ. CÓDICES, CRÓNICAS, VERSIONES Y CUADERNOS DE TRABAJO

I. INTRODUCCIÓN. LAS CRÓNICAS GENERALES DE ESPAÑA HEREDERAS DE LA ESTORIA ALFONSÍ

*    2.- 1. LA SELVA TEXTUAL Y LA ERUDICIÓN PRE-PIDALINA

*    3. 2. DESLINDE Y CLASIFICACIÓN POR MENÉNDEZ PIDAL, A FINES DEL SIGLO XIX, DE LAS CRÓNICAS GENERALES DE ESPAÑA

*     4.- 3. REFORMAS EN LA CONSTRUCCIÓN PIDALINA

*   5.- 4. LOS CRÍTICOS FAVORABLES A LA PRIORIDAD DE LA "CRÓNICA DE VEINTE REYES": LANG, BABBITT Y GÓMEZ PÉREZ

*   6.- 5. LA APORTACIÓN DE LINDLEY CINTRA: LA CRÓNICA DE 1344 EXIGE ANTEDATAR LA ACTIVIDAD REFUNDIDORA

*    7.- 6. LA VUELTA AL MANUSCRITO

*    8.- 7. ANTES DE LAS «CRÓNICAS». IMPORTANCIA DE LAS VARIAS «VERSIONES» DE LA ESTORIA DE ESPAÑA

 II LA HISTORIA ANTIGUA DE ESPAÑA EN EL CÓDICE REGIO ALFONSÍ Y EN LA TRADICIÓN MANUSCRITA.

*    9.- 1. EL MANUSCRITO E1, CÓDICE DEL SCRIPTORIUM ALFONSÍ

10.- 2. LA HISTORIA GÓTICA NO SE INTERRUMPÍA CON LA INVASIÓN MUSULMANA

11.- 3. EL MANUSCRITO E1 (ORIG) NO ES DE FACTURA UNITARIA. EL «PRÓLOGO» Y EL NÚCLEO MÁS ANTIGUO DE LA ESTORIA DE ESPAÑA

*    12.- 4. EL TESTIMONIO DE LA GENERAL ESTORIA

13.- 5. LA HISTORIA DE LOS PRIMEROS DOMINADORES DE ESPAÑA EN LA TRADICIÓN MANUSCRITA

*    14.- 6. ENTRONQUE DE LA VERSIÓN VULGAR CON LA TRADICIÓN TRONCAL EN LA HISTORIA DE LOS PRIMEROS DOMINADORES DE ESPAÑA

15.- 7. FACTURA DEL CÓDICE REGIO Y FRONTERAS ESTRUCTURALES EN LA HISTORIA IMPERIAL Y GÓTICA

*     16.- 8. LA TRADICIÓN MANUSCRITA EN LA HISTORIA IMPERIAL

17.- 9. LA TRADICIÓN MANUSCRITA EN LA HISTORIA DE LAS INVASIONES BÁRBARAS

*     18.- 10. LA TRADICIÓN MANUSCRITA EN LA HISTORIA GÓTICA HASTA EURICO

*     19.- 11. LA VERSIÓN VULGAR ADQUIERE PERSONALIDAD

*     20.- 12. LA REFORMA DE LA VERSIÓN CRÍTICA

*     21.- 13. DEFECTOS DEL CÓDICE ALFONSÍ Y DE LA VERSIÓN REGIA EN LA HISTORIA GÓTICA ANTERIOR A EURICO

*   22.- 14. LA TRADICIÓN MANUSCRITA DE LA VERSIÓN REGIA Y EL CÓDICE DEL SCRIPTORIUM ALFONSÍ EN LA HISTORIA GÓTICA HASTA EURICO

  Diseño gráfico:
 
La Garduña Ilustrada

Imagen del Breviario de Alarico (Lex Romana Visigothorum) 803-814. BNF, Manuscrito, fol. 4404, 197v.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres