Blogia
Obras de Diego Catalán

64.- 5. TOPONIMIA ÁRABE

64.- 5. TOPONIMIA ÁRABE

5. TOPONIMIA ÁRABE. II. AL-ANDALUS. EL ÁRABE Y LA ALJAMÍA

      El límite de la reconquista hacia 1050 nos marca el lími­te norte de la mayor influencia árabe, revelada por la mayor abundancia de topónimos árabes al Sur de esa línea fron­tera.

      Esa mayor abundancia podríamos representarla por la existencia de hidrónimos formados con wad ’río’, que en general sonó guad, pero en el Suroeste fue od (Odiel y Odivarga en Huelva, Odeleite, Odemira, etc. en Portugal) y con rambla ’arenal o lecho de río en seco’, y su extensión más septentrional vendrían a marcarla el Odivelas del distrito de Lisboa, Guadalupe de Cáceres ’río del lobo’ o ’de Lope’ (comp. Guadiloba Cáceres, Guadalobón Málaga); Guadarrama Madrid < Wādi-rambla ’río de arena’; Guadalajara < Wādi-al-hadžara ’río de piedras’83; Guadalope Teruel, como el citado Guadalupe; Guadasepe y Guatizalema en Hues­ca; rambla en Tarragona (muy usado como apelativo en todo el Levante).

      Al Sur de esos nombres se encuentran multitud de se­mejantes: Guadalerza Toledo, Guadalaviar Valencia < Wādi-al-abiad ’río blanco’, Guadalquivir ’río grande’, Guadiana ’río Ana’, Guadix (antiguo Guadiex) Granada, ’río Acci’ 84, Guadalete Cádiz, Guadarromán (Wādi rommān) Córdo­ba, ’río de las granadas’, etc. Estos ríos Guad- son abundan­tes sobre todo en Córdoba, Málaga y Jaén.

      También indican mayor arabismo los topónimos forma­dos con el plural beni ’hijos de...’, que designa familia o tribu allí establecida, revelando una fuerte colonización musulmana. Estos nombres se extienden por la costa de Levante desde Tarragona hasta Granada 85, abundando es­pecialmente en las tres provincias valencianas y en Mallor­ca: Benicasim ’hijos de Cásim’; Benibrahim, Beniatjar, Benihumeya... Claro es que la familia podía ser muladí o española según parecen indicarlo nombres como Benilloba, Benillup, Benicarló, Beniferri; aun en territorio leonés la noble fami­lia de los condes de Carrión adoptó el nombre que los historiadores árabes le daban desde el siglo X, llamándose Vani-Gómez, denominación usada en el poema de Mio Cid 86 y otra gran familia leonesa se llamó Vane-Vidas, los hijos de Vidas, luego Vanavides, hoy Benavides 87.

      El singular aben y ben ’hijo de...’, aludiendo a un propie­tario, es más usado en la toponimia pues se extiende a todo el centro y al Oeste: Abenozas Huesca, Abenójar Ciudad Real, Abenzuete Almería, Albarracín (< Aben Razín, reyezuelo de taifas del siglo XI) Teruel, Benaocaz Cádiz, Benalúa Grana­da, Benamejí (Benamegil en la Crónica de Alfonso XI, de la tri­bu beréber de los Meghila 88) Córdoba, Benlupe o Abenlupe Albacete, Benamahoma Cádiz.

      Nótese la variedad de formas en el apelativo ŷabal ’mon­te’: en Gibraleón Huelva, ’monte de las fuentes’; Gibraltar Cádiz ’monte de Tárik’ (donde desembarcó Tárik, primer invasor de España); Gibralfaro Málaga ’monte del faro’; Jabalquinto Jaén ’monte de Quinto’’; Jabalambre Teruel; Javaloyes Valencia. Se observan asimismo variantes dialectales en Almudefar Tarragona, Almudévar Huesca. Almodóvar Cádiz, Ciudad Real, Cuenca, Sevilla, de al-mudawwar ’el redondo’. Tam­bién   ḥiṣn ’fortaleza’, da ora Iznalloz Granada ’fortaleza del almendro’ (ḥiṣn - al -lawz); Iznatoraf Jaén ’fortaleza de los límites’ 89; Iznájar Córdoba, o bien Aznalcázar Sevilla, ’fortale­za del castillo’ 90; Aznalfarache Sevilla. La ’isla’, ŷazīra, da Algeciras Cádiz, Alcira Valencia, Aljazura, Aljezur en Portugal.

      Deben notarse variantes morfológicas de un mismo nom­bre. Del latín castrum formó el árabe qaṣr, de donde Alcázar Granada, Cuenca, Ciudad Real, Alcácer Valencia, Por­tugal; el dual árabe es Alcazarén Valladolid, Salamanca; y el diminutivo al-quṣayr 91 es Alcocer Guadalajara, Alicante, Al­cocero Burgos ’el castillejo’. El ’castillo’ da en árabe qalcat de donde Alcalá Madrid, Sevilla, Huelva, Huesca, etc., y Calatorao Zaragoza ’castillo del polvo’ 92, Calatayud Zaragoza, antiguo Calatayub ’castillo de Ayub’, Calatrava Ciudad Real, ’castillo de provecho’93, Calatañazor 94; el dual es Alcalatén Castellón. De Almada Portugal ’la mina’, el plural es Alma­dén Ciudad Real, Sevilla < al-mada′in 95. De Alcántara Cáceres, Cádiz, Valencia, ’el puente’; el plural es Alconetar Cáceres, el gran puente sobre la calzada de la Plata o de Quinea, la legendaria Puente de Mantible 96. De Alcarria o Alquería el plural es Alcora Castellón.

      Otros varios nombres: Albacete de al- basit  ’el llano’; Alhambra Granada, Ciudad Real, Alfambra Teruel, ’la roja’; Alhama Zaragoza, Soria, Murcia, Granada, ’fuente termal’ Tra­falgar de tarf-al-agar; Albaida Córdoba, Valencia, Albelda Logroño, ’la blanca’.

Diego Catalán: Historia de la Lengua Española de Ramón Menéndez Pidal (2005)

NOTAS

83  Véase atrás, Parte Ia, cap. II, § 3 y 9 y n. 117.

84  Con imela. Véase adelante, § 7.

85  O hasta Málaga, según J. Oliver Asín, Iniciación al estudio de la Historia de la Lengua Española,  1939, 3a ed., p. 34.

86  Menéndez Pidal, Cantar de Mio Cid., I, p. 2483.

87  Menéndez Pidal, Orígenes del esp., p. 536 (ed. 1950, p. 509).

88  Dozy, Recherches, I3, p. 326.

89  Oliver Asín, Iniciación Hist. Leng. Esp., p. 34.

90  Steiger, Contribución, p. 254.

91  Steiger, Contribución, p. 371.

92  Oliver Asín, Iniciación Hist. Leng. Esp., p. 35.

93  Oliver Asín, Iniciación Hist. Leng. Esp., p. 35.

94  Véase atrás, Parte 1a, cap. II, § 9.

95  Steiger, Contribución, p. 247.

96  Tiene 13 arcos y 300 varas de largo, mientras el puente de Alcántara en la misma provincia de Cáceres tiene 6 arcos y 220 varas de largo. Por eso no puede interpretarse Alconetar como di­minutivo al-qunaytra, que da en» portugués Alcoentre en el dis­trito de Lisboa. En la frontera de Egipto y Palestina está el lugar al-Qanātir que, a pesar del plural, sólo tiene un puente.

CAPÍTULOS ANTERIORES:

PARTE PRIMERA: DE IBERIA A HISPANIA
A. EL SOLAR Y SUS PRIMITIVOS POBLADORES

CAPÍTULO I. LA VOZ LEJANA DE LOS PUEBLOS SIN NOMBRE.

1.- 1.  LOS PRIMITIVOS POBLADORES Y SUS LENGUAS

2.- 2. INDICIOS DE UNA CIERTA UNIDAD LINGÜÍSTICA MEDITERRÁNEA

3.- 3. PUEBLOS HISPÁNICOS SIN NOMBRE; PIRENAICOS Y CAMÍTICOS

CAPÍTULO II. PUEBLOS PRERROMANOS, PREINDOEUROPEOS E INDOEUROPEOS

4.- 1. FUERZA EXPANSIVA DE LOS PUEBLOS DE CULTURA IBÉRICA

5.- 2. NAVEGACIÓN DE FENICIOS Y DE GRIEGOS EN ESPAÑA

6.- 3. LOS ÍBEROS Y LA IBERIZACIÓN DE ESPAÑA, PROVENZA Y AQUITANIA

7.- 4. FRATERNIDAD ÍBERO-LÍBICA

*   8.- 5. LOS LÍGURES O AMBRONES

*   9.- 6. LOS ILIRIOS

*   10.- 7. LOS CELTAS

*   11.- 8. «NOS CELTIS GENITOS ET EX IBERIS» (MARCIAL)

12.- 9. PERSISTENCIA DE LAS LENGUAS IN­DÍGENAS EN LA PROVINCIA ROMANA DE HISPANIA

B. LAS HUELLAS DE LAS LENGUAS PRERROMANAS EN LA LENGUA ROMANCE

CAPÍTULO III. RESTOS DE LAS LENGUAS PRIMITIVAS EN EL ESPAÑOL

13.- 1. VOCABLOS DE LAS LENGUAS PRERRO­MANAS

14.- 2. SUFIJOS PRERROMANOS EN EL ESPAÑOL

15.- 3. LAS LENGUAS DE SUBSTRATO EN LA FONÉTICA ESPAÑOLA

16.- 4. RESUMEN DE LOS INFLUJOS DEL SUBSTRATO

PARTE SEGUNDA: LA HISPANIA  LATINA
A. LA COLONIZACIÓN ROMANA Y LA ROMANIZACIÓN

CAPÍTULO I. HISPANIA PROVINCIA ROMANA

* 17.- 1. CARTAGO Y ROMA. LA PROVINCIA ROMANA DE HISPANIA Y SU EXPANSIÓN DESDE EL ESTE AL OESTE

18.- 2. LA ROMANIZACIÓN

19.- 3. ESPAÑA Y LA PROVINCIALIZACIÓN DEL IMPERIO

20.- 4. PREDOMINIO DEL ORIENTE. EL CRISTIANISMO

CAPÍTULO II. EL NUEVO LATÍN

21.- 1. ¿LATÍN VULGAR?

22.- 2. EL LATÍN NUEVO

23.- 3. INFLUJO DEL CRISTIANISMO

24.- 4. NEOLOGISMOS DEL VOCABULARIO DOCTO

25.- 5. NEOLOGISMOS DE ESTILÍSTICA COLEC­TIVA

26.- 6. ACEPCIONES NUEVAS

27.- 7. FRASEOLOGÍA

28.- 8. MÓVILES DEL NEOLOGISMO GRAMA­TICAL

29.- 9. CAMBIOS EN LA FLEXIÓN Y SINTAXIS DEL NOMBRE

30.- 10. CAMBIOS EN LA FLEXIÓN Y SIN­TAXIS DEL VERBO

31.- 11. PREPOSICIONES Y ADVERBIOS

32.- 12. COLOCACIÓN DE LAS PALABRAS

*   33.- 13. EVOLUCIÓN DEL SISTEMA VOCÁLICO

34.- 14. EVOLUCIÓN DEL SISTEMA CONSO­NÁNTICO

*   35.- 15. OTRAS SIMPLIFICACIONES FONÉTICAS

*   36.- 16. LARGA LUCHA ENTRE INNOVACIÓN Y PURISMO

*   37.- 17. LAS INSCRIPCIONES

B. EL LATÍN DE HISPANIA

CAPÍTULO III. ESPAÑA EN LA ROMANIA

*   38.- 1. LA ROMANIA

*   39.- 2. CAUSAS DEL DIALECTALISMO RO­MÁNICO

*   40.- 3. ROMANIA OCCIDENTAL, ROMANIA MERIDIONAL

*   41.- 4. TRES ZONAS DE COLONIZACIÓN DE ESPAÑA

*   42.- 5. ESPAÑA Y LA ITALIA MERIDIONAL

*   43.- 6. ARCAÍSMO PURISTA DEL LATÍN DE ESPAÑA

*   44.- 7. RELACIONES ENTRE EL LATÍN HISPA­NO Y EL DE LA ROMANIA MERIDIONAL: VOCABULARIO Y FORMACIÓN DE PALABRAS

45.- 8. FONÉTICA DIALECTAL EN EL LATÍN DEL SUR DE ITALIA Y DE LA HISPANIA CITERIOR

*   46.- 9. UNIDAD Y DIVERSIDAD EN EL LA­TÍN DE HISPANIA

*   47.- 10. TOPONIMIA CRISTIANA

PARTE TERCERA: HACIA LA NACIONALIZACIÓN LINGÜÍSTICA DE HISPANIA
A. DESMEMBRACIÓN DE LA ROMANIA. ÉPOCAS VISIGÓTICA Y ARÁBIGA

CAPÍTULO I. EL REINO TOLOSANO Y EL TOLEDANO

*   48.- 1. DISOLUCIÓN Y RUINA DEL IMPERIO DE OCCIDENTE. CRISIS DE ROMANIDAD

*   49.- 2. NACIONALIZACIÓN DEL REINO VISI­GODO

*   50.- 3. REINO VISIGODO TOLEDANO

*   51.- 4. ONOMÁSTICA GERMÁNICA

*   52.- 5. CAUSAS DE LA FRAGMENTACIÓN ROMÁNICA

*   53.- 6. LA LENGUA COMÚN QUE NO SE ESCRIBE

*   54.- 7. CENTROS DIRECTIVOS DE LA HISPANIA VISIGÓTICA

*   55.- 8. LENGUA CORTESANA VISIGODA

*   56.- 9. EL MAPA LINGÜÍSTICO DEL REINO GODO

*   57.- 10. ORÓSPEDA, CANTABRIA Y VASCONIA

*   58.- 11. NACIONALIZACIÓN LITERARIA. SAN ISIDORO

*   59.- 12. LA ESCUELA ISIDORIANA

CAPÍTULO II.  AL-ANDALUS. EL ÁRABE Y LA ALJAMÍA

*   60.- 1. LA ARABIZACIÓN DE HISPANIA

*   61.- 2. LOS MOZÁRABES EN SU ÉPOCA HE­ROICA

*   62.- 3. MUSULMANES DE HABLA ROMANCE

*   63.- 4. LA ALJAMÍA O LENGUA ROMANCE HABLADA EN AL-ANDALUS

Diseño gráfico:
 
La Garduña Ilustrada

Imagen: letra H, alfabeto anglosajón, siglo VIII-IX

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres