Blogia
Obras de Diego Catalán

85.- 9. RESUMEN ORTOGRÁFICO

85.- 9. RESUMEN ORTOGRÁFICO

 

9. RESUMEN ORTOGRÁFICO. V. LA LENGUA ESCRITA

      Todas estas grafías aquí reseñadas se usaban en documen­tos escritos en latín. Sin duda no fueron inventadas por escribas latinistas ya que éstos, por poca gramática que supiesen, sabían que en lugar de «hijo» había que escribir filio y no filgo ni figgo; si escriben filgo, si insertan muchas palabras romances, es que tienen más hábito de escribir lengua vulgar que no lengua escolástica, es que en su prác­tica son más escribas romancistas que latinados. El roman­ce era, pues, ya en los siglos X y XI, una lengua que conta­ba con una larga tradición escrita.

      Esa tradición escrita había logrado establecer ciertas nor­mas generales difundidas por la Península. Descontada la gran vacilación entre varios signos, descontada también la gran imperfección de no haber logrado distinguir entre sonidos sordos y sonoros, como distinguió la ortografía posterior entre ç y z, j  y ch, ss y s, vemos que en esta época primitiva se habían obtenido ya dos sistemas gráficos bas­tante satisfactorios.

      Uno de esos sistemas era semejante al usado en Italia y en otros países románicos, e irradia desde las playas del Levante hacia el resto de la Península. Consiste en repre­sentar las palatales [n̮ ] y [l̮ ] por ng y lg o combinaciones análogas (gn, ing; gl, lig), modo de escribir arraigado des­de Cataluña hasta el Norte de Castilla y entre los mozára­bes pero que no pasa al reino de León, y en representar la prepalatal fricativa [š] por sc o algo parecido (sci, isc), sig­no gráfico de mayor vigor expansivo pues se extiende des­de Cataluña hasta el extremo occidente de la Península en Portugal.

      El otro sistema formado o desarrollado dentro de Espa­ña consiste en representar las palatales [n] y [l] mediante nn y ll, modo que, según queda dicho, fue en esta época primitiva usado en León como único, en Castilla como preponderante y en Aragón, Cataluña y entre los mozára­bes como inferior a ng, lg, y por lo tanto parece irradiado desde el centro visigótico, no alcanzando al extremo occi­dental y llegando débil al oriental. El otro signo especial de este sistema español es el que representa la prepalatal fricativa [š] mediante x, signo más difundido que los otros pues se extiende (como su concurrente sc) desde Cataluña a Portugal.

      Esta gran difusión de la grafía común románica ng, lg, sc, y de la especial hispánica nn, ll, x nos indica que la costumbre de escribir una lengua diversa del latín escolás­tico estaba en la Península bastante generalizada, ya que pudo imponer, en esa doble dirección, cierta uniformidad gráfica sobre vastos territorios. Esto debió de suceder en tiempos bastante remotos, anteriores a la destrucción del reino visigodo y a la independencia política que la recon­quista trajo para los reinos y condados del Norte: el cata­lán, el aragonés, el navarro, el leonés y el gallego no es verosímil que recibieran uniformemente esos dos sistemas gráficos cuando hacían vida muy independiente unos dia­lectos de otros.

      Bastante antiguo se muestra también el sistema gráfico especial de Castilla. Lo mismo que en su idioma, Castilla, en su ortografía primitiva, se manifiesta como una nota discordante que rompe la uniformidad representada por León y Aragón en medio de los cuales ella está situada. El signo g que en León y Aragón se pronuncia [y], en Casti­lla no es usado con ese valor, sino con el de [ž] (semejante a j francesa) derivado de CL, GL, LY latinos, sonido que es igualmente diferencial de Castilla respecto al resto de Es­paña. Para ese mismo sonido [ž] y para el de [ĉ] que, como derivado de CT y LT, es también propio y diferencial de Castilla, se usa en esta región el signo gg, el cual, por ser totalmente extraño al latín e inusitado en los demás roman­ces (el italiano ggi es de otro tipo, maggióre, pèggio), revela, mejor que ninguno de los anteriores, el hábito de escribir un romance castellano y alto-riojano con la frecuencia y extensión necesarias para fijar el empleo de signo tan raro en la tradición escrituraria de otros idiomas 20.

      Los varios romances peninsulares eran, pues, idiomas escritos con alguna frecuencia en el siglo X. Luego veremos que tenían algún uso poético o versificado, aunque ningún verso se nos conserva.

Diego Catalán: Historia de la Lengua Española de Ramón Menéndez Pidal (2005)

NOTAS

20 Menéndez Pidal, Orígenes del esp., §§ 7 y 8.

CAPÍTULOS ANTERIORES:

PARTE PRIMERA: DE IBERIA A HISPANIA
A. EL SOLAR Y SUS PRIMITIVOS POBLADORES

CAPÍTULO I. LA VOZ LEJANA DE LOS PUEBLOS SIN NOMBRE.

1.- 1.  LOS PRIMITIVOS POBLADORES Y SUS LENGUAS

2.- 2. INDICIOS DE UNA CIERTA UNIDAD LINGÜÍSTICA MEDITERRÁNEA

3.- 3. PUEBLOS HISPÁNICOS SIN NOMBRE; PIRENAICOS Y CAMÍTICOS

CAPÍTULO II. PUEBLOS PRERROMANOS, PREINDOEUROPEOS E INDOEUROPEOS

4.- 1. FUERZA EXPANSIVA DE LOS PUEBLOS DE CULTURA IBÉRICA

5.- 2. NAVEGACIÓN DE FENICIOS Y DE GRIEGOS EN ESPAÑA

6.- 3. LOS ÍBEROS Y LA IBERIZACIÓN DE ESPAÑA, PROVENZA Y AQUITANIA

7.- 4. FRATERNIDAD ÍBERO-LÍBICA

*   8.- 5. LOS LÍGURES O AMBRONES

*   9.- 6. LOS ILIRIOS

*   10.- 7. LOS CELTAS

*   11.- 8. «NOS CELTIS GENITOS ET EX IBERIS» (MARCIAL)

12.- 9. PERSISTENCIA DE LAS LENGUAS IN­DÍGENAS EN LA PROVINCIA ROMANA DE HISPANIA

B. LAS HUELLAS DE LAS LENGUAS PRERROMANAS EN LA LENGUA ROMANCE

CAPÍTULO III. RESTOS DE LAS LENGUAS PRIMITIVAS EN EL ESPAÑOL

13.- 1. VOCABLOS DE LAS LENGUAS PRERRO­MANAS

14.- 2. SUFIJOS PRERROMANOS EN EL ESPAÑOL

15.- 3. LAS LENGUAS DE SUBSTRATO EN LA FONÉTICA ESPAÑOLA

16.- 4. RESUMEN DE LOS INFLUJOS DEL SUBSTRATO

PARTE SEGUNDA: LA HISPANIA  LATINA
A. LA COLONIZACIÓN ROMANA Y LA ROMANIZACIÓN

CAPÍTULO I. HISPANIA PROVINCIA ROMANA

* 17.- 1. CARTAGO Y ROMA. LA PROVINCIA ROMANA DE HISPANIA Y SU EXPANSIÓN DESDE EL ESTE AL OESTE

18.- 2. LA ROMANIZACIÓN

19.- 3. ESPAÑA Y LA PROVINCIALIZACIÓN DEL IMPERIO

20.- 4. PREDOMINIO DEL ORIENTE. EL CRISTIANISMO

CAPÍTULO II. EL NUEVO LATÍN

21.- 1. ¿LATÍN VULGAR?

22.- 2. EL LATÍN NUEVO

23.- 3. INFLUJO DEL CRISTIANISMO

24.- 4. NEOLOGISMOS DEL VOCABULARIO DOCTO

25.- 5. NEOLOGISMOS DE ESTILÍSTICA COLEC­TIVA

26.- 6. ACEPCIONES NUEVAS

27.- 7. FRASEOLOGÍA

28.- 8. MÓVILES DEL NEOLOGISMO GRAMA­TICAL

29.- 9. CAMBIOS EN LA FLEXIÓN Y SINTAXIS DEL NOMBRE

30.- 10. CAMBIOS EN LA FLEXIÓN Y SIN­TAXIS DEL VERBO

31.- 11. PREPOSICIONES Y ADVERBIOS

32.- 12. COLOCACIÓN DE LAS PALABRAS

*   33.- 13. EVOLUCIÓN DEL SISTEMA VOCÁLICO

34.- 14. EVOLUCIÓN DEL SISTEMA CONSO­NÁNTICO

*   35.- 15. OTRAS SIMPLIFICACIONES FONÉTICAS

*   36.- 16. LARGA LUCHA ENTRE INNOVACIÓN Y PURISMO

*   37.- 17. LAS INSCRIPCIONES

B. EL LATÍN DE HISPANIA

CAPÍTULO III. ESPAÑA EN LA ROMANIA

*   38.- 1. LA ROMANIA

*   39.- 2. CAUSAS DEL DIALECTALISMO RO­MÁNICO

*   40.- 3. ROMANIA OCCIDENTAL, ROMANIA MERIDIONAL

*   41.- 4. TRES ZONAS DE COLONIZACIÓN DE ESPAÑA

*   42.- 5. ESPAÑA Y LA ITALIA MERIDIONAL

*   43.- 6. ARCAÍSMO PURISTA DEL LATÍN DE ESPAÑA

*   44.- 7. RELACIONES ENTRE EL LATÍN HISPA­NO Y EL DE LA ROMANIA MERIDIONAL: VOCABULARIO Y FORMACIÓN DE PALABRAS

45.- 8. FONÉTICA DIALECTAL EN EL LATÍN DEL SUR DE ITALIA Y DE LA HISPANIA CITERIOR

*   46.- 9. UNIDAD Y DIVERSIDAD EN EL LA­TÍN DE HISPANIA

*   47.- 10. TOPONIMIA CRISTIANA

PARTE TERCERA: HACIA LA NACIONALIZACIÓN LINGÜÍSTICA DE HISPANIA
A. DESMEMBRACIÓN DE LA ROMANIA. ÉPOCAS VISIGÓTICA Y ARÁBIGA

CAPÍTULO I. EL REINO TOLOSANO Y EL TOLEDANO

*   48.- 1. DISOLUCIÓN Y RUINA DEL IMPERIO DE OCCIDENTE. CRISIS DE ROMANIDAD

*   49.- 2. NACIONALIZACIÓN DEL REINO VISI­GODO

*   50.- 3. REINO VISIGODO TOLEDANO

*   51.- 4. ONOMÁSTICA GERMÁNICA

*   52.- 5. CAUSAS DE LA FRAGMENTACIÓN ROMÁNICA

*   53.- 6. LA LENGUA COMÚN QUE NO SE ESCRIBE

*   54.- 7. CENTROS DIRECTIVOS DE LA HISPANIA VISIGÓTICA

*   55.- 8. LENGUA CORTESANA VISIGODA

*   56.- 9. EL MAPA LINGÜÍSTICO DEL REINO GODO

*   57.- 10. ORÓSPEDA, CANTABRIA Y VASCONIA

*   58.- 11. NACIONALIZACIÓN LITERARIA. SAN ISIDORO

*   59.- 12. LA ESCUELA ISIDORIANA

CAPÍTULO II.  AL-ANDALUS. EL ÁRABE Y LA ALJAMÍA

*   60.- 1. LA ARABIZACIÓN DE HISPANIA

*   61.- 2. LOS MOZÁRABES EN SU ÉPOCA HE­ROICA

*   62.- 3. MUSULMANES DE HABLA ROMANCE

*   63.- 4. LA ALJAMÍA O LENGUA ROMANCE HABLADA EN AL-ANDALUS

*   64.- 5. TOPONIMIA ÁRABE

*   65.- 6. TOPONIMIA MOZÁRABE

*   66.- 7. TOPONIMIA LATINA EN BOCA ÁRABE

CAPÍTULO III. LOS PUEBLOS INDOCTOS DEL NORTE

*   67.- 1. UNA NUEVA BASE PARA LA NUE­VA ROMANIDAD HISPANA

*   68.- 2. GRANDES TRASIEGOS DE POBLACIÓN

*   69.- 3. TOLEDANISMO OVETENSE. EL DIALEC­TO ASTURIANO Y LEONÉS

*   70.- 4. ONOMÁSTICA NUEVA

*   71.- 5. EL PATRONÍMICO EN -Z

CAPÍTULO IV. EL IMPERIO LEONÉS Y SU FRONTERA VÁRDULO-VASCONA

*   72.- 1. ORÍGENES DEL REINO DE NAVARRA Y DEL «IMPERIO» LEONÉS

*   73.- 2. FORMACIÓN DEL GRAN CONDADO DE CASTILLA

*   74.- 3. LA RIOJA

*   75.- 4. REPOBLACIÓN AL SUR DEL DUERO

*   76.- 5. PREPONDERANTE INFLUJO ÁRABE Y MOZÁRABE

B. PRIMEROS BALBUCEOS DEL IDIOMA960-1065—
GLOSAS Y CANTARES ÉPICOS

CAPITULO V.  LA LENGUA ESCRITA

*   77.- 1. LATÍN DOCTO Y LATÍN ARROMANZADO

*   78.- 2. LAS GLOSAS EMILIANENSES

*   79.- 3. LAS GLOSAS SILENSES

*   80.- 4. DIFICULTAD DE LA ESCRITURA

*   81.- 5. LOS DIPTONGOS

*   82.- 6. LA Ñ Y LA LL

*   83.- 7. REPRESENTACIÓN GRÁFICA DE OTROS SONIDOS ROMÁNICOS

*   84.- 8. GRAFÍAS PARA SONIDOS ESPECIAL­MENTE CASTELLANOS

Diseño gráfico:
 
La Garduña Ilustrada

Imagen: letra M, siglo XII, vía www.fromoldbooks.org

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres